CabelloySalud ® espera a que se carguen nuestros videos

Loading...

miércoles, 13 de octubre de 2010

Profesor Robert Huber, Premio Nobel de Química 1988 y el tricólogo Miguel Cisterna


Buenos Aires 12 de octubre de 2010

El tricólogo Miguel Cisterna invitado por la Facultad de Medicina y por la Facultad de Farmacia y Bioquímica a la Conferencia Plenaria "Proteins and their structures at the interface of physics, chemistry and biology and application in medicine", dictada por el Profesor Robert Huber, Premio Nobel de Química 1988.

Realizada en el Aula Magna de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires.

http://www.CabelloySalud.com/



jueves, 30 de septiembre de 2010

"Calvicie femenina. No sólo un problema de ellos".


Revista Nueva Estética
| Comentarios del tricólogo Miguel Cisterna y el Dr. Alejandro Chueco |
Periodista Paula Picarel
| septiembre octubre noviembre 2010

Le decimos calvicie pero científicamente se denomina alopecia. Involucra la pérdida transitoria o permanente de pelo y existen soluciones para cada caso. Si bien se suele pensar que la caída patológica del cabello es un problema que aqueja a los hombres, las mujeres no estamos exentas. En nuestro caso puede deberse, entre otras causas, a la revolución hormonal de la menopausia o el posparto, a enfermedades relacionadas con las glándulas tiroideas o a infecciones de la piel.

TIPOS DE CAÍDA

Los médicos distinguen cinco tipos de alopecia y las mujeres podemos llegar a padecerlos. Cada variante presenta características y tratamientos diferentes.

Alopecía androgenética: suele ser hereditaria y puede comenzar a cualquier edad. En ese caso, el pelo se cae en la zona de la frente, en los laterales o en la coronilla. El 30% de las mujeres mayores de 50 años padece este tipo de calvicie.

Alopecia areata: “se caracteriza por la pérdida repentina de pelo en una zona determinada pero, habitualmente, el cabello vuelve a crecer después de varios meses”, explica la especialista Maria Isabel Ahedo, directora técnica de Arbell.

Alopecia tóxica: las dosis excesivas de vitamina A, algunos medicamentos como el talio y los retinoides pueden provocar este tipo de alopecia. “Suele presentarse con posterioridad a un episodio de fiebre elevada o tras una enfermedad grave”, señala al respecto Ahedo.

Alopecia cicatrizal: se trata de zonas del cuero cabelludo que sufren un proceso de cicatrización. Las enfermedades como el lupus o infecciones bacterianas de la piel, que dejan como secuela cicatrices, pueden se causantes de este tipo de alopecia. También es el caso de las quemaduras o de algunas heridas.

Tricotilomanía: se considera el hábito de arrancarse el cabello un tipo de caída capilar.

CAUSAS

Las condiciones genéticas, los remedios y las enfermedades de la piel no son los únicos causantes de alopecia. “La anemia, el hipotiroidismo o el estrés suelen provocar la pérdida de cabello en la mujer”, dice el Dr. Jorge Gabriel Noe de Biolook. Según Lucas Menéndez de Wella Studio las mujeres podemos padecer calvicie por “los cambios hormonales que se producen en distintas etapas femeninas, ya sea en la edad del desarrollo, después de un embarazo o durante la menopausia”. Además, señala la especialista Ahedo que la mala circulación, el exceso de secreción sebácea y el llevar una dieta no balanceada, deficiente en vitaminas y minerales, también incrementan la caída capilar.

¿ALCANZA CON UNA LOCIÓN?

En las farmacias se vende un arsenal de productos para tratar la calvicie. Desde shampoos, acondicionadores, serums y lociones para tratar externamente el problema hasta comprimidos para ingerir diariamente. Este tipo de tratamiento es efectivo en muchos casos. Especialmente cuando la pérdida de cabello tiene que ver con el estrés, con problemas circulatorios, con la alimentación o con desarreglos hormonales.

“El cabello es un elemento inerte, compuesto fundamentalmente por queratina. La mayoría de los productos tienen sustancias destinadas a ofrecerle al bulbo capilar mayor sustrato para fabricar esta proteína” explica el Dr. Chueco, cirujano del Hospital Durand.

Las fórmulas, además, suelen contener sustancias naturales como ortiga, ginkgo biloba o cola de caballo e incluyen en su composición vitaminas y minerales. Con todo, la oferta en vidriera contribuye con la regulación sebácea y circulatoria y promueve una nutrición capilar más equilibrada. “El mercado ofrece productos excelentes. Hay complejos estabilizadores con sodio, potasio, calcio, magnesio y vitamina H que ayudan a refrescar y revitalizar el cuero cabelludo, paran la caída y estimulan el crecimiento natural del cabello”, dice Menéndez.

CONSULTAR CON UN ESPECIALISTA

Cuando la salud está en riesgo, la visita al médico es obligatoria. El especialista idóneo para tratar la caída capilar es el tricólogo, una figura que, según el dr. Chueco está poco difundida en Argentina. “Es el técnico especializado en el cuidado y diagnóstico tanto de la fibra capilar como del cuero cabelludo, y es quien mejor podrá guiar a un paciente en el cuidado del cabello sano y en la prevención del daño capilar”, explica.

Además del tricólogo otros profesionales pueden ser consultados. Según Menéndez, “cuando es temporal, cualquier estilista capacitado en caída puede realizar un buen diagnóstico y recomendar tratamientos para frenarla y fortalecer el cabello debilitado. En cambio, si la caída es excesiva es recomendable consultar a un dermatólogo de confianza para que, con análisis específicos, pueda diagnosticar el problema”.

EL INJERTO CAPILAR

Es una de las opciones más efectivas para tratar la calvicie irreversible. Se trata de un proceso de restauración quirúrgica cuya base es el transplante capilar. Hay varias técnicas.

Las tradicionales extraen una porción de cuero cabelludo calvo y colocan en su lugar una tira o colgajo de otra zona. El proceso de cicatrización se prolonga en por lo menos 30 días y puede afectar la sensibilidad del área donante, es decir, de aquella de la que se extrajo la tira.

Actualmente, la investigación y el desarrollo de tecnologías se inclinan por el microinjerto. En este sentido, el dr. Noe afirma que “el microtrasplante capilar pelo por pelo es un tratamiento efectivo. Como el cabello trasplantado proviene de un sector hormonalmente diferente al que se cae, perdura por siempre”.

La técnica más novedosa en injerto de unidades capilares se llama FUE (Follicular Unit Extraction). Es un sistema de restauración capilar que se realiza en dos etapas. Primero se procede a la extracción folicular. Esta fase se realiza con un microbisturí que retira de 200 a 300 unidades foliculares por hora. Luego, con una herramienta denominada implanter se injertan los folículos en el área calva. Según el Dr. Chueco, responsable de esta técnica, el proceso quirúrgico “es totalmente indoloro, equiparable a un tratamiento odontológico simple, con anestesia local”. Las ventajas de este sistema son muchas: la cicatrización de la zona demora de 2 a 4 cuatro días, no se realizan suturas y no hay riesgo de daño nervioso. La desventaja, el precio: 3 dólares más IVA por unidad folicular.

El sistema FUE es recomendable a partir de los 25 años de edad y no es aplicable en alopecias cicatrizales producidas por traumatismos o quemaduras. Se pueden injertar hasta 9300 cabellos, 1500 unidades foliculares por sesión. El Dr. Chueco afirma que “los cabellos transplantados no se caen. No obstante, si en la zona donde se transplanta existen todavía cabellos nativos, esos sí son pasibles de ser afectados por el proceso hormonal y perderse. Por eso, sólo operamos pacientes con alopecia estabilizada”.

¿Qué precauciones se deben tener durante el postoperatorio?

Fundamentalmente no golpearse, seguir las indicaciones del especialista para la higiene diaria del cabello y evitar el primer mes las tinturas. El resto, vida normal.

Las mujeres solemos utilizar productos y aparatos electrónicos de embellecimiento capilar como las cremas de peinar, el uso de planchitas o bucleadoras o algún spray antifrizz. Asegura el Dr. Chueco que los cuidados de estética capilar habituales en las mujeres no están contraindicados: “pasado el primer mes postoperatorio no hay problema porque todo el cuidado estético se realiza sobre el cabello, el bulbo no es afectado”.



¿QUÉ TRATAMIENTO ELEGIR?

“El 90% de las mujeres que sufren un problema de caída lo hacen en forma temporal. Es decir, con un tratamiento especifico y con continuidad, la disfunción se soluciona”, afirma Menéndez. En estos casos, los médicos suelen indicar la ingesta de medicamentos puntuales y tratamientos localizados, que se aplican directamente sobre el cuero cabelludo. Cuando la alopecia es irreversible hay que recurrir sí o si al injerto capilar, o a una peluca. Las pelucas, además, son ideales cuando la caída se debe al consumo de remedios o es producida por rayos X. Este tipo de alopecia momentánea, además, no se trata efectivamente con lociones.

QUIEBRE VS. CAÍDA

El cabello dañado, sensibilizado o muy poroso no se cae: se corta. Los médicos le dicen alopecia traumática y los estilistas hablan de daño capilar por quiebre. Se trata de una caída transitoria del pelo y es producida por la excesiva aplicación de calor o quimicos sobre el cabello.

EL PELO, EN NÚMEROS

-Por día, perdemos naturalmente de 80 a 120 cabellos.

-En el cuero cabelludo normal, la densidad capilar por centímetro cuadrado es de 60 unidades foliculares.

-Cada unidad folicular posee de 1 a 4 cabellos.

-El cabello pasa por un proceso de nacimiento ó “ANAGÉNO”, transición ó “CATÁGENO” y caída ó “TELÓGENO”.

-El 80% de los cabellos se encuentran en la etapa anágena (nacimiento). Esta fase dura de 5 a 7 años, aproximadamente, y determina la durabilidad del crecimiento del cabello.

-Solamente el 1% del pelo de nuestra cabellera está en la etapa “CATÓGENA” (transición). El período toma de 20 a 40 días.

-El 14% de los cabellos se hallan en la etapa telógena (caída) de 2 a 4 meses: este pelo que cae vuelve a crecer.

Se aconseja usar peluca?:

Habitualmente, los pacientes que padecen alopecia por haberse expuesto a radioterapia o quimioterapia utililizan una peluca hasta que el cabello vuelve a crecer. Así evitan que el tratamiento que siguen para restablecer la salud les juegue en contra de su aspecto. Las ganas de cuidarse y que el espejo devuelva una imagen agradable contribuyen con la recuperación física y anímica del paciente. Por eso, el tricólogo Miguel Cisterna afirma que "debe primar sobre todo la expectativa del paciente: su deseo de verse agradable estéticamente". Sin embargo, la peluca puede causar leves molestias e incluso resentir el cuero cabelludo con alguna pequeña marca. "Le sugerimos a la paciente que la utilice cuando se sienta incómoda o cuando no quiera contar el proceso que lleva a cabo. No obstante, le recomendamos que cuando llegue a su domicilio o siempre que les sea posible se la quite, para que el cuero cabelludo se oxigene y descanse", explica el especialista. Consejos para cuidar la cabellera

*Si usas la planchita, te haces brushing o te teñis esperá el debido tiempo de reposo antes de repetir el procedimiento para evitar que la fibra capilar se debilite.

*Usa productos adecuados para tu pelo. Si tenes duda, recurrí a un especialista para realizar un examen certero del cuero cabelludo.*Si estas bajo tratamiento, evitá el uso de aparatos y químicos hasta que se restablezcan las mínimas condiciones naturales de salud.*Preferí las tinturas naturales, sin amoníaco, pigmentos sintéticos o agua oxigenada.
Fuente: Tricólogo Miguel Cisterna

Datos útiles
* Dr. Alejandro Chueco, director de InjertoCapilar Centro de Cirugía Capilar Avanzada tel. 011 4958 3773
www.InjertoCapilar.com

* Miguel Cisterna, tricólogo, técnico diplomado en Barcelona, director de CABELLOySALUD ® CADC tel. 011 4825 4850
www.CABELLOySALUD.com

Copyright Revista Nueva Estética N 14
Copyright CABELLOySALUD ®

Todos los Derechos Reservados

lunes, 5 de julio de 2010

Pelo y Shampoo: La pareja perfecta


Revista SedalMag
por Miguel Cisterna, tricólogo

Asesor técnico para SedalMag Internacional


Están juntos desde hace casi 200 años. A lo largo del tiempo lograron potenciarse y evolucionar hasta tomar forma en excelentes fórmulas. No pueden vivir el uno sin el otro. El shampoo y el pelo, un dúo inseparable…

Cuando buscamos alternativas para embellecernos, el shampoo es uno de los ítems que encabezan nuestra lista. Resulta casi imposible pensar en sentirnos más lindas sin un buen producto para el pelo. Y no hay edad para esto. Porque desde que somos chicas, sentirnos cómodas con el cabello es clave. Las que tienen rulos, las lacias, las que luchan contra la humedad y ni hablar de las que se les cae el pelo. Todas vemos en el shampoo a una aliado fundamental para enfrentar el mundo más seguras y saludables. Pero, ¿cómo hacían las mujeres de antes cuando no existía este amigo incondicional? No tenían otra opción que recurrir al jabón. Cuenta la historia que hace 4000 años aproximadamente, los hititas de Asia Menor se lavaban las manos con las cenizas de una planta (jabonera), en suspensión en agua. Los sumerios preparaban soluciones alcalinas para lavarse. “Técnicamente, ninguna de estas preparaciones era jabón, si bien se aproximaban a este producto. Los fenicios lograron fabricarlo en el año 600 a.C., lo conseguían hirviendo grasa de cabra, agua y cenizas con alto contenido de carbonato potásico, permitiendo que el líquido se evaporase para formar un jabón sólido y de consistencia semejante a la cera. La población al lavarse, saponificando grasas o sebo natural y realizándolo con una continuidad jamás diaria, lograba una buena performance y un resultado estético medio”, explica el tricólogo Miguel Ángel Cisterna, director del portal www.cabelloysalud.com. El especialista explica que el jabón deja residuos, ya que emulsiona en cierta manera al sebo natural de los cabellos y se deposita en ellos.

En boga
La palabra “shampoo” tuvo su origen en Inglaterra, en el año 1870.
Al mismo tiempo que la India formaba parte del Imperio Británico, su gente se fascinaba con la moda y el arte hindú. Los peluqueros ingleses también adoptaron esta tendencia. Así fue como comenzaron a utilizar la palabra shampoo, que deriva del hindú “champo”, que significa “dar masaje”. “En Alemania, un equipo de científicos crea los primeros shampoos”, explica Cisterna. Técnicamente, el primer shampoo fue producido en Alemania en 1890. Concluida la Primera Guerra Mundial, el producto se lanzó al mercado como preparado comercial destinado a la higiene del cuero cabelludo. En la actualidad resultaría casi imposible adaptarnos a otro tipo de higiene. Para un lavado con extractos vegetales naturales, se necesitaría quizás más tiempo y demandaría un esfuerzo muy grande por parte de laboratorios y consumidores. Además, las marcas de mayor calidad son elaboradas con los ingredientes fundamentales que hacen que un shampoo cumpla con todas las funciones. Su fórmula contiene: agente limpiador, modificadores o estimuladores de espuma, acondicionadores, espesantes, aditivos, perfumes, colores y aditivos especiales (antiseborreicos y anticaspas).

Tiempo y forma
Para una correcta higiene de nuestra cabellera debemos tener en cuenta dos aspectos muy importantes: las características del cuero cabelludo y de la fibra capilar.
“Al primero debemos lavarlo acorde a sus necesidades, según su producción sebácea-hídrica. ¿Es seco u oleoso? Con respecto a la fibra, esta zona no necesita de una higiene profunda como la del cuero cabelludo. Por su estructura (queratinización o cornificación de proteínas) bastaría sólo con agua para limpiarla, salvo que deseemos quitar productos de peluquería (lacas, geles, spray, etc.). Actualmente, los laboratorios más importantes con alto grado de tecnología proveen productos para tratar tales situaciones”, concluye Cisterna.

El shampoo por excelencia
La marca Sedal se lanzó en la Argentina en agosto de 1953, introduciendo un producto revolucionario: el shampoo.
Luego, fue innovando a través de la presentación de las variedades para cada tipo de pelo. Éste fue un hito en el campo de la cosmética capilar que ubicó a la marca en un lugar de liderazgo en el mercado, posición que a su vez la impulsó a emprender nuevos desarrollos para satisfacer la cada vez más exigente demanda del público femenino. En los años 70 introdujo en el mercado las cremas de enjuague, mientras que en los ´80 presentó nuevas variedades a partir de ingredientes naturales (ginseng, algas, henna, etc.). En 2001, la marca lanzó las cremas de peinar y cremas de tratamiento a través de la variedad Sedal Hidraloe. En los últimos años, Sedal continuó ampliando el espectro de productos capilares con tratamientos diarios para el cuidado del color y con el desarrollo de la línea Sedal Verano para el cuidado y la protección del pelo ante las condiciones extremas del verano.

Copyright revista SedalMag N 25

martes, 22 de junio de 2010

Tu mejor pelo


Palabra de Experto


La tricología es la ciencia que estudia el cabello. Se recomienda para tratar problemas como la perdida de cabello, calvicie, descamación del cuero cabelludo, picazón, cabello quebradizo, sequedad y cabello graso. En el País hay un centro especializado en Buenos Aires (4825-4850) y otro en Mar del Plata (0223-15-6802773).

Edición Mayo - Año 8 Nº72
Copyright revista SOPHIA. Todos los derechos reservados.

viernes, 11 de junio de 2010

La raìz del problema. Si queremos detener la caìda del pelo, debemos saber antes cuàles son los factores que la causan.


Revista Sophia junio 2010

Periodista Eliza Gonzàlez Àlzaga y Marina Roig

Un enfoque diferente.
La Tricologìa es la ciencia que estudia el cabello y el cuero cabelludo, y reùne el conjunto de tècnicas y tratamientos que mejoran la salud capilar.
Segùn este enfoque, la cabeza en su totalidad es una zona expresiva de nuestro cuerpo y està sometida a una tensiòn e intoxicaciòn constantes.
Estas agresiones logran alterar el sistema de irrigaciòn nerviosa y vascular superficial de la cabeza, lo que causa perturbaciones como el envejecimeinto y empobrecimiento precoz de la piel y el cabello.
La tricologìa utiliza tècnicas como la Reflexoterapia cràneo facial ®, tratamientos naturales, herboterapia y Mieloterapia ® (uso terapèutico de la miel). Tambièn existen productos tricològicos con extractos vegetales, turbas patagònicas y aminoàcidos.

Fuente CabelloySalud ® CADC, Miguel Cisterna tricòlogo

Copyright vivì Sophia año 11 n 106. Todos los derechos reservados.

domingo, 11 de abril de 2010

Respuestas a las dudas capilares que invaden las cabezas de todas las mujeres


Revista SedalMag
por Miguel Cisterna, tricólogo

Asesor técnico para SedalMag Internacional


¿Cómo hago para que los rulos me duren y no se me desarmen durante el día?
Debe mantener el agua o hidratación natural que posee cada cabello. Si tu pelo lo tienes sano quiere decir que mantiene el porcentaje correcto de humedad.
Si no lo es (del todo sano) deberás recurrir a tratamientos para recuperar y mantener el film hídrico.

¿Es mejor usar peine o cepillo para tratar mi cabello? ¿De qué tipo? ¿Cuál es la forma correcta de peinarlo para mantenerlo liso?
para mantener la adecuada distribución de sebo y agua en la fibra capilar (pelo) aconsejamos los cepillos de cerda natural, si no puedes probar utilizando peines de asta de hueso (cuernos de bueyes o cabras, que el animal recambia naturalmente), madera (que este perfectamente terminada ya que si no puedes romper por tracción las fibras. Y lo último en tecnología, peines de fibra de carbono.

¿Cómo me doy cuenta si mi pelo está sano o no?
Un pelo sano tiene un color uniforme, desde la raíz hacia las puntas.
Si observamos detenidamente uno de nuestros cabellos, el diámetro de la raíz debe coincidir con el de la punta.
Nuestro cuero cabelludo debe volverse graso u oleoso no antes de las 10 horas posteriores al lavado.

¿Hay alguna manera casera de notarlo?
Si necesito lavar mi pelo 2 veces por día y si al peinarlo mi cabellera luce en 2 tonos debería comenzar a cuidar la salud capilar.

¿El pelo teñido requiere de algún tratamiento especial? ¿Cuál?
Si, necesita recuperar la proporción justa de sebo y agua en la fibra (film hidrolipídico).
Pues si falta o es escasa su distribución en el pelo, aumenta el roce o fricción entre cabellos.
Esta fricción aumentará la perdida de la cutícula (parte externa de la fibra capilar o del pelo) es decir la pérdida de proteínas.

¿De qué manera natural puedo ayudar a que mi pelo tenga brillo siempre?
Higienizarlo con el producto específico a mi situación capilar.
Peinarlo adecuadamente y con el tiempo necesario que requiere.

Tengo el pelo súper lacio, pero quiero darle forma y volumen. ¿Cómo puedo lograrlo sin ondularlo?
Utilizando productos que devuelvan proteínas a la cabellera y peinarlo en distintas direcciones. De adelante hacia atrás y viceversa, de un costado hacia el otro y viceversa.
Utilizando los instrumentos ya mencionados como los cepillos de cerda, peines de asta, fibra de carbono o madera.

Ya probé con varios productos para la caspa y no logro controlarla. ¿Qué más puedo hacer?
Puede estar relacionado con un desequilibrio en la piel del cuero cabelludo por lo tanto el visitar a tu dermatólogo puede ayudarte.
Ahora bien, muchas veces una defectuosa elección del producto de higiene pude causarla. Debemos elegir con cuidado que producto usaremos.
Atención suele asociarse la caspa con un estado de estrés, por lo que llevar una vida un poco más sana, ejercicio físico y una rica alimentación puede revertir la situación.

¿Qué puedo hacer para recuperar mi pelo luego de varios años de tinturas?
Elegir el producto mas adecuado a tu realidad capilar. Ten en cuenta que puede haberse vuelto graso el cuero cabelludo y muy seco la fibra o pelo.

¿Cómo recupero la salud que perdió mi pelo luego de castigarlo durante años con planchitas y secadores?
Hidratando y distribuyendo el sebo en todo el largo de los cabellos. Texturizando la fibra con productos que incluyan en su formulación ceramidas o proteínas.

¿Hay manera de recuperar el pelo dañado o para tener una melena saludable tengo que esperar a que me crezca pelo nuevo?
En los tiempos actuales ya no es necesario cortarlo corto y esperar un nuevo crecimiento. Además esto no asegura que crezca sano.
Los prestigiosos laboratorios actuales desarrollan constantemente productos para reparar daños, en menor tiempo y con un efecto duradero.

Sufro mucho con las puntas florecidas. Aunque me corto periódicamente el pelo, me aparecen a cada rato. ¿Qué puedo hacer?
Las puntas florecidas son causadas por un falta humectación profunda, debes restaurar la lubricación de los cabellos y disminuir la fricción o rozamiento entre ellos.

por Miguel Cisterna, tricólogo
Asesor técnico para SedalMag Internacional

Copyright revista SedalMag N 23

sábado, 6 de febrero de 2010

Trucos de pelo | Book de Belleza


Revista Cosmopolitan | febrero 2010
Pelo fuerte.

Explica el tricólogo (técnico dermo capilar) Miguel Cisterna.


¿Los ácidos grasos esenciales ayudan a que el cuerpo produzca aceites saludables? (de los que mantienen el pelo fuerte y previenen que las uñas se vuelvan quebradizas)
Los AGE o ácidos grasos esenciales son aceites que no pueden fabricar nuestro cuerpo y sí o sí debemos incorporar en nuestra dieta o a través de tratamientos tópicos particulares. Son los que se denominan omega 6 y omega 3 que se incorporan a la dieta a través del aceite de pescado o de oliva, por ejemplo. En forma tópica, los AGE son incluidos en cremas o lociones para el pelo. Ayudan a proteger a las cutículas de la fibra capilar para que se mantengan unidas y no se produzca sequedad por pérdida de agua ni el resquebrajamiento de las puntas (puntas florecidas). El extracto de aceite de almendra es excelente como componente de los champúes para restaurar el pelo seco. Generalmente el pelo en el verano sufre de oxidaciones producidas fundamentalmente por el agua de la pileta y el sol excesivo (los rayos Ultravioletas). Si queremos proteger al pelo de esta agresión deberíamos incorporara nuestra rutina de higiene un lavante capilar rico en antioxidantes. Esto devolverá la suavidad de la fibra. Aconsejo los elaborados a base de miel por su alto contenido de antioxidantes.

¿Es cierto que si no los consumís adecuadamente, el cuerpo puede producir un tipo de sebo irritante, el cual obstruye los folículos capilares y detiene el crecimiento de las uñas?
Se deben consumir, pero no existe una relación directa con la obstrucion en el conducto pilo-sebáceo.

¿El licopeno reduce inflamaciones?
Por ser un carotenoide es antioxidante y efectivamente es un anti-inflamatorio.

¿En que frutas encontramos este componente? ¿En los tomates?

Principalmente en tomates.

Copyright Revista Cosmopolitan Año 13 N 162

lunes, 11 de enero de 2010

Los cuidados capilares en el verano | Opinión del especialista Miguel Cisterna

Revista Buena Salud | enero 2010

* ¿Cuáles son los grandes problemas del cabello en el verano? La pérdida del film hidrolipídico, es decir la pérdida de la película formada por sebo y agua. Ya sea por exposición solar o por el aumento de la fricción entre las fibras capilares (cabellos).

* Además de los factores del verano, ¿la alimentación también puede debilitarlo?
Por supuesto, el cabello y las uñas son extensiones de la piel. Si presentamos una mala alimentación sabemos con certeza que se reflejará en una piel y cabello con falta de luminosidad, opaco, áspero, sin salud y estética.

* Antes de entrar a la piscina o el mar, ¿hay alguna medida que podamos tomar para reducir el daño?
Recomendamos proteger las fibras capilares y el cuero cabelludo. Este último no debería broncearse al mismo tono que logramos en el rostro. Aconsejamos utilizar productos que garanticen el mantenimiento del sebo y el agua en la fibra capilar. Lo cual le dará protección, mantendrá su peso y la masa capilar.

* ¿Cuáles son las sustancias que debe tener un producto para devolver al cabello la nutrición perdida?
Vitaminas, aminoácidos y un conjunto de minerales esenciales como el In, Mg, Cu, Ca y P, entre otros. Además un derivado del ácido glutámico presente en nuestro organismo PCA (Pirrolidona Carboxilato de Sodio) combinado con un aminoácido esencial (prolina), garantiza la hidratación, nutrición y fortalecimiento del cabello.

* ¿Son efectivos los productos con filtros UV?
Muy efectivos y necesarios para esta época del año.


* En verano, ¿conviene hacerse baños de crema o tratamientos con mayor frecuencia (Por ejemplo, más de una vez a la semana)?

Se deben realizar con mayor frecuencia, claro esta.
Debemos tener en cuenta elegir lo más adecuado a nuestra realidad capilar. El sobre-exponer productos en la fibra (pelo) no garantiza mayor protección. Debemos comprender que en la mayoría de las formulaciones de los productos actuales se utilizan surfactantes o tensioactivos que no son recomendables en exceso y pueden producir efectos indeseables.

* ¿Qué otros cuidados debemos tener en cuenta si además usamos secador y “planchita” térmica?
No abusar de ellos. Ya que para producir un cambio en la forma (morfología) del cabello es necesario la deshidratación.


* ¿Qué otros consejos puede darnos para tener un cabello sano y abundante?
Reitero que una dieta saludable. Hidratarse (ingerir agua). Utilización de productos correctos. Cuidar de no sobre-exponer el cabello a procesos físicos químicos (brushing, planchados-alisados, permanentes por mencionar a algunos). Peinarse con cepillos o peines antiestáticos que pueden ser de madera, hueso, fibra de carbono. Mejoran la calidad de nuestro pelo.


* ¿Cómo podríamos hacer en casa un tratamiento de reparación intensiva?

-Higienizar el cuero cabelludo con un Lavante-Shampoo que aporte sebo-regulación. "Distribuye si es necesario el exceso de oleosidad del cuero cabelludo hacia la fibra o pelo".
-Secar suavemente el cabello con toalla y no refregar para no dañar la cutícula.
-No usar calor seco (secador de pelo), por que si no abrirá la cutícula.
-Con la cabellera aún húmeda, aplicar productos ricos en miel y o aminoácidos.
-Mantener la cabellera envuelta con una toalla por 10 a 20 minutos.

-Enjuagar con agua tibia a fresca lentamente.

-Desenredar y peinar suavemente.

-Evitar durante ese día la exposición solar directa sobre el pelo.

Copyright Revista Buena Salud
Año 17 N 206

jueves, 7 de enero de 2010

Terapia intensiva para el pelo | La magia de la Tricología


Revista PARA TI | marzo 2000

"Mi trabajo es diagnosticar a través de la visualización del cuero cabelludo y la fibra capilar. La idea es que se lo pueda tratar en forma terapéutica". Cuenta el tricólogo Miguel Ángel Cisterna (30) que fue a Barcelona a estudiar Tricología, una rama de la medicina que estudia el pelo. "A través de un estudio profundo del cabello, la tricología puede saber como estas, si comes bien o si te higienizas apurada. Incluso la cantidad de horas que dormís. En cada consulta, se estudia la raíz del pelo, la medida de la densidad de la fibra capilar y de la médula del cabello, entonces, podemos empezar a hacer el diagnostico", explica Cisterna, quien hace 11 años se dedica a la salud del pelo. "Lo primero que se hace es tratar el origen del problema para luego hacer hincapié en lo estético. Una vez que se encontró la afección, se hace un tratamiento. Y, además, enseñamos pautas que sirven para darte cuenta si mejoras, empeoras o te mantenès estable. Si el problema es grave o de origen hormonal, derivamos el paciente a un endocrinólogo"

Edición Marzo - Nº4052
Copyright revista PARA TI. Todos los derechos reservados

El estrès y las dietas adelgazantes agravan la caìda del cabello


Revista YOU ARGENTINA | mayo junio 2007

Aunque siempre ha habido mujeres con alopecia, la calvicie ha sido fundamentalmente cosa de hombres. Pero algunos cambios en los estilos de vida pueden tener graves repercusiones sobre el pelo de las mujeres. ¿Habrá más calvas entre las mujeres del siglo XXI? De momento, no hay estadísticas al respecto, pero los especialistas advierten de que el estrés y las dietas adelgazantes pueden desencadenar o agravar la caída del cabello y conducir a una alopecia que, una vez instaurada, es difícilmente reversible.

Una cabellera normal, tanto en hombres como en mujeres, tiene unos 100.000 cabellos. Con esa dotación nacemos y con ella moriríamos si en medio no se interpusieran una serie de factores genéticos y ambientales que merman ese capital, a veces de forma dramática. Que caigan pelos al peinarse puede ser normal. Que caigan muchos puede ser el pasaporte hacia la calvicie. ¿A partir de cuántos? Los especialistas no se han puesto de acuerdo en una cifra. Pero si se pierden “cien diarios” conviene comenzar a ocuparse.

Al nacer, nuestro organismo tiene capacidad para tener entre 33 y 38 ciclos de pelo, y cada uno de estos ciclos tiene una vida media de tres años. Por lo tanto, si se siguiera esta secuencia nadie debería quedarse calvo antes de los 100 años. Pero si los ciclos se aceleran y en vez de tres años duran la mitad, se agotan antes.

La alopecia es un proceso hereditario en el que intervienen múltiples factores y genes. Desequilibrios hormonales, estrés o deficiencias en la nutrición pueden desencadenar el proceso en las personas que tienen predisposición a la alopecìa. Hay que distinguir entre dos grandes grupos: la alopecia androgenética (caída del cabello por una alteración hormonal en casos de predisposición genética) y el efluvio telògeno (pérdida de pelo como consecuencia de la dieta, de una enfermedad grave o como efecto secundario de ciertos medicamentos).

Según el Dr. Francisco Camacho, jefe del Departamento de Dermatología Médico-Quirúrgica y Venereología del hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y autor del libro “TRICOLOGIA, enfermedades del folìculo pilosebàceo”: "El 20% de las mujeres españolas de entre 20 y 89 años sufre alopecia. De ellas, un porcentaje muy alto, especialmente en el grupo de edad de 16 a 29 años, siguen dietas de adelgazamiento y no ingieren suficientes nutrientes, como proteínas, ácidos grasos o ferritina. El cuerpo necesita estas reservas proteicas para órganos como la médula ósea, el pulmón o el hígado, y si no las obtiene de la alimentación, las toma del pelo".

En las mujeres de 30 a 39 años son más frecuentes otras carencias nutricionales, como la falta de biotinas, vitamina B12 o hierro. Además, cada vez hay más mujeres que no asimilan bien el hierro, por eso antes de seguir un tratamiento farmacológico contra la alopecia se debe optar por un régimen alimenticio hiperproteico rico en carnes rojas.

Hasta el año 2000 todos los tipos de caída del cabello se catalogaban como alopecia androgenética femenina. Hoy prevalece la clasificación de la científica americana Elise Olsen, que distingue entre alopecias precoces (las que aparecen antes de la menopausia) y tardías. En cada uno de estos dos grupos, distingue a su vez entre alopecias que presentan elevación de andrógenos y las que no. En los grupos de mujeres en los que están aumentados los andrógenos, el proceso de la enfermedad es similar al del varón. En las que no hay exceso de andrógenos se produce efluvio telògeno, con una caída paulatina y difusa del cabello.

"Una de las principales enzimas involucradas en la alopecia es la 5 alfa reductasa, que convierte la testosterona en dihidrotestosterona, hormona androgénica responsable final de la alopecia. El exceso de funcionamiento de esta hormona se produce desde el nacimiento, pero no se manifiesta hasta que no se desarrollan las hormonas sexuales, a partir de la adolescencia. La alopecia androgenética se produce porque hay una mayor sensibilización de los folículos pilo sebáceos a la dihidrotestosterona, y no porque haya un exceso de ésta" (1)

A veces, cuando el efluvio telògeno se cronifica, puede confundirse con alopecia androgenética, y se deben hacer pruebas diagnosticas diferenciales, entre ellas la medición del diámetro del cabello. En el efluvio telògeno crónico, que muchas veces aparece de forma brusca en mujeres de entre 40 y 60 años, los cabellos son más finos pero no alcanzan los niveles de los de la alopecia androgenética. Un cabello normal tiene un grosor de entre 0,055 y 0,085 milímetros, pero en la alopecia androgenética el diámetro es menor de 0,04 milímetros.

El estrés es otro de los factores que más se asocian a la caída del pelo. Sin embargo, los expertos insisten en que en la mayoría de las ocasiones lo que popularmente se conoce como alopecia de estrés no es otra cosa que un empeoramiento de una alopecia androgenética. La única alopecia científicamente admitida como alopecia de tensión o estrés es la alopecia areata, aquella que se produce por un choque emocional grave derivado de situaciones como la muerte de un familiar, una ruptura de pareja, problemas económicos graves y situaciones emotivas muy intensas.

Cuando el estrés es debido al exceso de trabajo o a un ritmo de vida excesivamente acelerado, son alopecias androgenéticas que se agravan por esta circunstancia, que produce un aumento de andrógenos en las glándulas suprarrenales" (2).

Pero la caída del cabello también puede deberse a un estrés físico, como la acción de los rayos ultravioleta. En 1996 se observó que entre los pacientes con alopecia había una serie de personas con zonas del cuero cabelludo al descubierto a los que se les caía todavía mucho más el pelo. Esto significaba que unos tres meses antes había existido un traumatismo. Se llego a la conclusión de que este daño se había generado por efecto de la luz solar, aunque no averiguaron el mecanismo por el que se producía este trastorno (2.1).

Otras investigaciones demostraron que el pelo actúa como una fibra óptica capaz de absorber la intensidad lumínica y transmitirla hasta el bulbo piloso. "Allí, los melanocitos actúan como micropilas y producen una reacción que provoca la caída del pelo" (2.2).

(1) Dr. Manuel Velasco, del servicio de Dermatología del hospital Arnau de Vilanova (Valencia).

(2), (2.1), (2.2), Trabajo del equipo de Tricología del hospital Virgen Macarena, dirigido por el Dr. Camacho y a un grupo de investigación alemán coordinado por el Dr. Ralf Paus.

(*) TRICOLOGO -DGEP de la "GENERALITAT de
CATALUNYA", BARCELONA
S -3865- N 0521
www.CabelloySalud.com
Tel: (54 11) 48 25 48 50 Beruti 2522 P 5 B
(1425) Capital Federal, Argentina


Edición Mayo/Junio 2007 - Año I Nº6
Copyright revista YOU ARGENTINA. Todos los derechos reservados.

Pelo: humectación, esa es la cuestión


Revista SOPHIA | marzo 2004

Esta comprobado: la relación entre los estados de ánimo e cabello existe. Y es mucho mas estrecha de lo que se cree. “Así como cuando un animal esta nervioso sus pelos se erizan, cuando un ser humano sufre, esto repercute en el cabello de distintas maneras: se vuelve inmanejable, pierde brillo, se cae”, explica el tricólogo Miguel Cisterna.

La tricología es la ciencia que tiene por objeto el estudio del cabello. Precisamente, una nueva teoría inglesa sostiene que, como el cabello es una extensión de la piel y su formación se inicia durante la gestación con tejidos que posteriormente pasan a formar parte del sistema nervioso, toda alteración emocional se nota en el cabello.

No obstante, Cisterna advierte que no solo por cuestiones emocionales se arruina el pelo. Sol. Viento. Mar. Tintura. Planchita. Permanente…A la vuelta de las vacaciones el pelo siempre es un problema. Está seco, quebradizo, se cae y, como estuvo tanto tiempo perpendicular al sol y se quemo el cuero cabelludo, hasta tiene caspa.

La solución esta al alcance de la mano, y no es otra que la hidratación: “Durante los meses de verano el cabello tiende a deshidratarse, pierde agua. Para peor, como la gran mayoría de la población tiene coloración, el sebo, que es lo que solucionaría el problema de manera natural porque cumple la función de lubricación, queda en la raíz y no se expande. Es fundamental utilizar productos de hidratación para recobrar el brillo y la textura original”, explica el tricólogo.

Los mejores productos son los que contienen extractos naturales de plantas orgánicas de cultivo intensivo (aloe, ortigas, malva, joroba, ginseng, maccassar, oliva y henna), y las ceramidas, ya que ayudan a regenerar las puntas florecidas. En la última feria de cosmética realizada en Bolonia (Italia), la gran protagonista fue, precisamente, la ceramida, que actúa penetrando en los espacios intercelulares, solidificando la estructura capilar. Se descubrió que es lo más parecido que existe al sebo natural.

Edición Marzo - Año 5 Nº37
Copyright revista SOPHIA. Todos los derechos reservados.

Pérdida natural del cabello


Revista Zona Vital | noviembre 09

La caída del cabello es algo a lo que le temen la mayoría de las mujeres, es necesario comprender y aceptar este evento como parte del ciclo de la vida, por eso Zona Vital entrevistó al tricólogo (técnico capilar) Miguel Ángel Cisterna, del Centro Argentino del Diagnóstico Capilar "CABELLOySALUD".

Qué factores producen la caída del cabello en la mujer?
En general las mujeres comienzan a perder el cabello en tres momentos clave: en su desarrollo sexual, en el post parto cuando la mdre amamanta y en el climaterio, que es cuando a la mujer se le retira la menstruación. La caída natural del cabello, entonces, se da en diferentes edades como son la adolescencia, la amplia franja en la que una mujer puede ser mamá y en la etapa de la menopausia, que cada vez ocurre antes. Esto está directamente relacionado con las hormonas que tenemos en el cuerpo. La mujer no tiene pérdida del pelo salvo cuando su progesterona y estrógenos bajan o se modifican.

Cómo se puede prevenir?
La caída del cabello tiene mala prensa, pero en realidad es algo natural en los mamíferos. Básicamente lo que hay que entender es que es necesario modificar ese pensamiento, porque por ahí como se caen 100 o 120 pelos luego se reponen y no es necesario hacer nada. Importa mucho la información que tenga esa persona y un diagnóstico específico para ver si el organismo responde de forma acorde a la caída.

Es una cuestión de entender y aceptar entonces?
Los humanos vivimos en una presión constante con respecto a la imagén. Muchas veces pasa que aquel que tiene el pelo enrulado quiere tenerlo lacio y viceversa. Lo mismo con las tonalidades del cabello. La caída del pelo es algo que acompañó al ser humano desde sus orígenes y desde la antigüedad se le ha dado al mismo un valor agregado para nuestra personalidad. Hay que discernir lo que es natural, la caída, la cronología, el envejecimiento, que nos va a ir acompañando a lo largo de nuestra vida y por el cual si lo entendemos no vamos a sentir que tenemos poco pelo, sino que vamos a tener una mejor relación con él. La caída es algo cronológico, que va a suceder y no por eso hay que asustarse, pero tampoco despreocuparse y no hacer nada.

Qué se le explica a una mujer cuando va a una cita para tratarse el cabello?
Hay que sentarse con la persona, contarle lo que vemos y expresarle cuáles son las cosas que se saben y cuáles no y sumarla al proyecto de cuidarse el cabello y su salud, pero empezando siempre por algo interno hacia afuera. Hay que pensar que por esa presión que recién decía, las mujeres se hacen alisados con formol, se hacen brushing excesivamente con aparatos a altas temperaturas o se los deshidrata para cambiarle el color. Lógicamente a cierta edad no podés darle a tu pelo los mismos vaivenes que a los 20 años y a ese cambio en la profilaxis me refiero.

Nota especial Zona Vital por Leandro Ros
Octubre noviembre 2009

Copyright Revista Zona Vital